Palic Salud
Brugal is Happening

Llegarán el sábado a Puerto Plata 50 pescadores estuvieron 8 meses retenidos en Bahamas

Ultima Actualización: miércoles, 02 de agosto de 2017. Por: ANTONIO HEREDIA

A primeras horas del próximo sábado arribarán al muelle de esta ciudad un total de 50 pesadores dominicanos que hace más de 8 meses apresados en dos barcos.

PUERTO PLATA.- A primeras horas del próximo sábado arribarán al muelle de esta ciudad un total de 50 pesadores dominicanos que hace más de 8 meses fueron apresados en dos barcos por un guardacostas de la Fuerza Real de Defensa de las Bahamas, según confirmó a este redactor una fuente de entero crédito.

El regreso de los 29 tripulantes del barco “Sheyla”  y 21 del buque “Capitán Jonnier” los cuales fueron confiscados por las autoridades bahameñas, se producirá gracias a los esfuerzos combinados de la Asociación de Propietarios de Barcos Pesqueros de Puerto Plata, la el Ministerio de Relaciones Exteriores (Cancillería) y la Gobernación provincial de Puerto Plata.

Los pescadores criollos salieron exactamente a las 2:05 minutos del miércoles del puerto Nassau New Providence en Bahamas, a bordo de patrullero de altura  Almirante Didiéz Burgos P-301, que es el “Buque Insignia” de la Armada de república Dominicana (ARD), navío militar que salió durante el fin de semana a cumplir dicha misión desde la base naval de San Soucí  en Santo Domingo.

De acuerdo a informes confidenciales suministrados a este medio, los pescadores criollos fueron apresados en alta mar exactamente en horas de la mañana del viernes 4 de noviembre del 2016, por el guardacostas “HMBS Madeira” de la Royal Bahamas Defence Force (RBDF) bajo el mando del teniente mayor interino William Sturrup, cuando a bordo de los buques “Sheyla” y “Capitán Jonnier” fueron sorprendidos capturando especies marinas en sus aguas territoriales.

Los dos barcos pesqueros dominicanos fueron apresados tras ser avistados por el buque militar de las Bahamas cuando realizaba labores rutinarias de patrullaje en la zona sur de ese archipiélago, quedando las embarcaciones confiscadas mientras que toda la tripulación debió cumplir en la cárcel 8 meses de reclusión bajo condiciones infrahumanas y con las fuertes leyes existentes en esa nación.

Tras cumplir el tiempo de prisión antes mencionado, debido a las diligencias realizadas por la Asociación de Propietarios de Barcos Pesqueros de Puerto Plata presidida por Luis Felipe Heredia Terrero, que con la mediación del cónsul general de República Dominicana en Jamaica, Jeremías Jiménez, lograron comprar las 50 cartas de ruta de los pescadores criollos detenidos, por el monto de 5 mil dólares, recursos que fueron enviados por la remesadora FedEx.

Originalmente, por las gestiones del gobernador provincial de Puerto Plata, Iván Rivera, los 50 pescadores dominicanos regresarían en un avión caza de la Fuerza Aérea de República Dominicana (FARD), pero la aeronave presento desperfectos mecánicos y fue preciso apelar al comandante general de la Armada de República Dominicana (ARD), vicealmirante Miguel Enrique Peña Acosta, quien dispuso facilitar una unidad naval para el retorno de los criollos.