Palic Salud
Brugal is Happening

Por el camino equivocado

Ultima Actualización: martes, 09 de mayo de 2017. Por: Artículo Invitado

Ante las protestas cívicas de decenas de miles de dominicanos decentes que reclaman castigo para los corruptos y el fin de la impunidad en el país.

Ante las protestas cívicas de decenas de miles de dominicanos decentes que reclaman castigo para los corruptos y el fin de la impunidad en el país, los sectores más perversos del Gobierno y el Partido de la Liberación Dominicana al parecer han optado por desarrollar una campaña sucia contra los organizadores del movimiento Marcha Verde. Y ese es un camino equivocado.

Su actitud confirma la veracidad del refrán popular que reza: “delante del ahorcao, no se puede mentar lazo”, pues reaccionan ofendidos cuando alguien grita “¡no a la Impunidad!” y recurren a la descalificación, a la infamia, al rumor, al chisme barato, a la calumnia.

Estos discípulos de Joseph Goebbels olvidan que tal cual sentenció Marx en “El 18 brumario de Luis Bonaparte”: “La historia se repite, primero como tragedia y luego como comedia”, y por ello hacen el ridículo al hacer acusaciones sin fundamentos.

Eso fue lo que pasó en Moca cuando el peregrino Juanchy Comprés fue acusado de ser un narcotraficante. Como pasó de moda la acusación de ser un comunista peligroso, se recurre al cuco moderno: “narcotraficante”, suerte que una cámara captó el momento cuando un policía le pone droga en el vehículo.

La idea era descalificar a esta persona que es uno de los promotores de la Marcha Verde en el Cibao. De paso, le dieron una golpiza para que se declarara culpable.

La farsa era evidente, por lo cual ayer un juez de Moca ordenó la libertad pura y simple de Comprés, mientras que la Policía suspendió a los agentes que actuaron bajo las órdenes del muy cuestionado coronel Valenzuela.

Por ahora, el ensayo fracasó. Ojalá hayan aprendido la lección. A pesar de que algunos danilistas suelen ser más sectarios que ciertos religiosos fundamentalistas, todavía en el PLD hay suficiente inteligencia como para no caer en la tentación de satanizar cualquier protesta cívica y ver un sedicioso en cada crítico, eviten la paranoia, pues de ahí a un régimen represivo solo hay un paso.

No olvidemos que durante los 12 años de Balaguer era común que a cualquier joven opositor lo acusaran de ser un peligro comunista, terrorista, y como prueba del “delito” se presentaba ante el tribunal un viejo revólver y una granada oxidada, que a decir del reputado jurista Virgilio Bello Rosa “el revólver era siempre el mismo”.

Con frecuencia, tales “pruebas” eran suficientes para enviar a la cárcel por años a cualquier antibalaguerista por el “grave” delito de reclamar libertad. Fue así como muchos fueron encarcelados, torturados y no pocos fusilados por “terroristas” y “comunistas”, “asesinos de policías”.

Eran los años de la guerra fría y ser comunista o liberal era visto como una amenaza por los guardias y policías. Probablemente el mismo Danilo o alguno de sus amigos sufrieron persecución durante aquellos años aciagos.

No obstante la represión balaguerista, el pueblo dominicano luchó con valentía por la libertad hasta que en 1978 Balaguer no tuvo más remedio que entregar el poder, y todavía hoy la gente recuerda los 12 años como uno de los períodos más malditos de nuestra historia.

Danilo Medina no debe tolerar que en su gobierno se proceda como en los 12 años de Balaguer, de hecho, debería alentar a quienes reclaman acciones contra la corrupción, ya que estos le hacen un bien al país y de paso a su gobierno, a menos que…

germanmarte4@gmail.com