Palic Salud
Brugal is Happening

Adiós a las llamadas de interacción vía telefónica en las emisoras de radio de Republica Dominicano

Ultima Actualización: sábado, 25 de marzo de 2017. Por: Artículo Invitado

Nadie imaginó que parte del futuro, hoy nuestro presente, seria dominado por WhatsApp, una aplicación utilizada por millones de personas en el mundo como medio de comunicación.

Nadie imaginó que parte del futuro, hoy nuestro presente,  seria dominado por WhatsApp, una aplicación utilizada por millones de personas en el mundo como medio de comunicación.

La misma fue  fundada en 2009 por Jan Koum (Ucraniano - Americano), quien  fue  el director del  equipo de operaciones  de  plataforma  de  Yahoo  y  el antiguo jefe del equipo de ingenieros Brian Acton,  WhatsApp se ha convertido en la manera más viable para que los oyentes de las emisoras de Radio en el  país  se  comuniquen  con  su locutor favorito, expresándose, ya sea para mostrar su fiel sintonía o ser parte de los interactivos que se emiten en los principales medios informativos y de música contemporánea.

En República Dominicana, los directores de las distintas emisoras de radio  han descubierto que son más los oyentes que se comunican vía WhatsApp para reportar sus inquietudes, denuncias y  pedir sus canciones favoritas en relación con las acostumbradas llamadas  que durante años han sido el soporte demostrativo de audiencia y rating  de estas.

Nada es para siempre, los tiempos siguen avanzando de forma sorprendente  y la tecnología tras sus pasos  permitiendo mayor facilidad a los seres humanos que habitan el universo en pleno siglo XXI en el cual han surgido los avances tecnológicos más trascendentales de la historia.

No existe la menor duda de que en los próximos años se harán notar, además, otras alternativas en termino comunicacional, con avances que marcaran cambios históricos en los medios de comunicación como los radiofónicos que ha sido responsable de, informar, educar, entretener y defender los derechos y el patrimonio de la sociedad  dominicana.

Por Carlos Peniche.-

carlospeniche1@hotmail.com