Palic Salud
Brugal is Happening

El poder de la duda

Ultima Actualización: jueves, 23 de marzo de 2017. Por: Ramiro Francisco

Cierto que la duda atemoriza, paraliza y nos hace desistir de planes ya iniciados. Pero muchas veces, la misma duda nos hace investigar, ser críticos, cuidadosos, valientes.

Cierto que la duda atemoriza, paraliza y nos hace desistir de planes ya iniciados. Pero muchas veces, la misma duda nos hace investigar, ser críticos, cuidadosos, valientes, emprendedores.

Es como si la misma duda activara algo en nuestro subconsciente, en el alma misma y nos impulsara a realizar cosas, a preguntar, a expresarnos de tal manera como nunca lo habíamos hecho!

En las Escrituras Cristianas, se nos relata la historia de Jesús cuando camina sobre las aguas en el Mar de Galilea, de Pedro que al dudar pide pruebas.

¿Irrespetó el pescador al Maestro? Esa duda le lleva luego, a fortalecer su fe al ser premiado con caminar sobre las aguas!

El Rabí pudo haberle respondido -bueno Pedro, si tu quieres creer que soy Yo puedes hacerlo. Si no, allá tú- Pero esa no fue la respuesta atendiendo –creemos- el nivel de conocimiento o conciencia de quien preguntó.

Ahora donde en esta convulsa sociedad en la que nos movemos, se destaca la duda en lo que dicen muchos de los que ocupan cargos en la administración pública, incluido el mismo presidente de la nación.

Dudas en las opiniones vertidas en diferentes medios de comunicación y por distintos emisores.

Dudas en el accionar de los partidos políticos, en las iglesias, en las instituciones y organizaciones: Clubes, Logias, Sindicatos, Colegios.

Y por esas dudas se cuestionan programas de radio y televisión, periódicos impresos y digitales, columnas, editoriales, artículos, noticias.

Entonces, la duda es un factor que nos convierte en ciudadanos más críticos, observadores y exigentes.

Por eso vemos en las calles ciudadanos que pocas veces los habíamos observado “meterse en nada, y menos salir a las calles a protestar y demandar”.

Expresiones como “Toy jarto! ¡Basta ya de impunidad! ¡Alto a la corrupción! Y otras semejantes, las escuchamos y leemos en cartelones exhibidos durante caminatas, marchas y protestas ciudadanas realizadas por buena parte de la sociedad cansada de tantos desmanes y abusos.

Esa duda, ese no creer en ti ni en lo que dices como funcionario, va para largo. Ojalá y se aumente como una bola de nieve que rueda desde la cima de una montaña.

Prepárate, por si las dudas!

ramiro_francisco@yahoo.com