Palic Salud
Brugal is Happening

Tras la Unidad Pérdida

Ultima Actualización: jueves, 23 de febrero de 2017. Por: Ramiro Francisco

No es la primera vez que tratamos el tema. Lo repetiremos cuantas veces sea necesario hasta que nos demos cuenta de la imperiosa necesidad de trabajar unidos.

No es la primera vez que tratamos el tema. Lo repetiremos cuantas veces sea necesario hasta que nos demos cuenta de la imperiosa necesidad de trabajar unidos por el desarrollo y crecimiento de nuestra provincia.

Si las experiencias del pasado aleccionan para el porvenir, deberíamos haber aprendido hace rato, que cada quien trabajando por su cuenta es poco lo que puede lograrse, si es que verdaderamente se busca el bien colectivo.

La construcción de la carretera Puerto Plata-Navarrete, tienen años prometiéndola. El Alcantarillado sanitario de muchos de nuestros barrios por igual. La construcción de un nuevo acueducto se afirma que es una imperiosa necesidad. La reparación del hospital Ricardo Limardo, anda como una goleta en mal tiempo.

La petición sobre la  construcción del puente que uniría La Isabela con El Castillo, muchos de los que leen, no habían nacido todavía.

La reparación o construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales, no es de ahora que se ha estado solicitando a diferentes gobiernos.

La construcción de un hospital para el municipio turístico de Sosúa, no se avizora ni desde la cima del monte Everest.

Y así, cada necesidad numerada de todos los municipios de la provincia de Puerto Plata.

¿Qué nos pasa como puertoplateños? Tenemos construidas y en construcción obras que nadie que se sepa solicitó al gobierno. ¡Qué bueno que enriquecen nuestra oferta turística complementaria! Pero no estaban en el listado de prioridades!

Dejemos de lado malquerencias personales, colores de partidos, malamañas comerciales, permitamos que en el asado de las sardinas se repartan de manera equitativa donde al colectivo no solo le quede  retirar los restos de los leños y las cenizas.

Aprendamos de nuestros hermanos puertoplateños en New York agrupados en COPROPUSA bajo la presidencia del Ing. Jesús Burgos, quienes por 12 años consecutivos realizan diferentes actividades para mantenerse unidos lejos de la Patria, sin importar banderías políticas, religiosas ni económicas.

¿Que no hay diferencias personales? ¡Quién lo ha dicho, pueden existir! En los grupos siempre puede haber discrepancias. Pero logran subsanarse mediante el entendimiento. En busca del bien colectivo y la permanencia.

Nos encontramos entre los que aplaudimos el gesto de muchos empresarios y legisladores quienes recientemente de forma unánime demandaron del gobierno la realización de una serie de trabajos en beneficio de la provincia.

Reúnanse más a menudo. Alarguen la mesa y coloquen más sillas.

ramiro_francisco@yahoo.com