Palic Salud
Brugal is Happening

Destacan a Cayo Arena como uno de los atractivos turísticos más importantes de República Dominicana

Ultima Actualización: jueves, 16 de febrero de 2017. Por: ANTONIO HEREDIA

Por la incidencia de las redes sociales en los últimos tres años se ha podido comprobar que República Dominicana está llena de lugares escondidos con playas y arena, entre más.

PUERTO PLATA.- Por la incidencia de las redes sociales en los últimos tres años se ha podido comprobar que República Dominicana está llena de lugares escondidos con playas y arena, balnearios, saltos y ríos, montañas y bosques, en sentido general un conglomerado de riqueza natural que atrae a miles de personas según las temporadas del año.

Entre los lugares que siguen siendo tendencias y son proyectados en las redes sociales por una gran ola de dominicanos y turistas extranjeros, se encuentra el paradisiaco islote de Cayo Arena, cuyo nombre real es Cayo Paraíso, el cual se encuentra en medio del mar exactamente a unos 100 kilómetros de Puerto Plata, ciudad que también es llamada “La Novia del Atlántico”.

Según una fuente oficial, da cuenta que Cayo Arena el pasado año 2016 fue visitado por 60 mil 315 excursionistas, quienes a bordo de embarcaciones como son yates, botes, veleros y catamaranes, llegaron a ese puño de arena que es uno de los islotes más populares que rodean la isla.

Datos suministrados por la dirección provincial del Ministerio de Medio Ambiente en Puerto Plata, da cuenta que Cayo Arena junto al Santuario de Mamíferos Marinos de Estero Hondo, el pasado año recibieron más de 60 mil visitantes.

Se debe precisar que para llegar al lugar, es necesario abordar un bote en Punta Rucia, donde unos cuantos pescadores ofrecen el servicio de transporte que de paso incluye la observación de manatíes y un suculento almuerzo.

En el islote que forma parte del Parque Nacional de Montecristi aunque esté ubicado en Puerto Plata están ubicadas unas pequeñas chozas techadas de palmas, las cuales sirven de refugio de los fuertes rayos solares para los visitantes que asisten a darse un baño de unas pocas horas en la piscina natural con poca profundidad.