Palic Salud
Brugal is Happening

Hace 21 años ocurrió la tragedia aérea de Puerto Plata donde murieron 289 personas

Ultima Actualización: lunes, 06 de febrero de 2017. Por: ANTONIO HEREDIA

Éste lunes 6 de febrero se cumplieron 21 años del trágico accidente acontecido en una fecha similar pero del 1996.

PUERTO PLATA.- Éste lunes 6 de febrero se cumplieron 21 años del trágico accidente acontecido en una fecha similar pero del 1996, cuando una avión Boeing 757 con 289 ocupantes, se estrelló en el Océano Atlántico luego de que saliera del aeropuerto Internacional Gregorio Luperón de Puerto Plata hacia Frankfort, Alemania, donde muriendo los 13 miembros de la tripulación y los 176 pasajeros en su mayoría turistas alemanes que retornaban a su patria después de unas vacaciones en el país.

Las causas de ésta tragedia acaecida en el mar a varias millas de las costas de Cabarete, hasta la fecha no ha sido esclarecida del todo, aunque la hipótesis que trata de explicar el accidente aéreo donde murieron 289 personas, determinó que el accidente se produjo debido a la obstrucción del tubo “pitot” que produjo errores del piloto copiloto y del sistema de piloto automático de la aeronave que dio lugar a una de las mayores tragedias aéreas acontecidas en el mundo.

Se recuerda que el avión Boeing 757 que volaba bajo la bandera turca aunque al servicio de la compañía dominicana Alas Nacionales, se dirigía a la ciudad de Fráncfort en Alemania, pero cayó al Océano Atlántico exactamente a unos 22 kilómetros al este de Puerto Plata, frente a la playa de Cabarete y a tan sólo siete minutos después de haber despegado del Aeropuerto Internacional general Gregorio Luperón.

Al parecer este avión de pasajeros al momento del accidente se encontraba en a unos 5 mil pies de altura (equivalentes a unos mil 500 metros), exactamente el día martes 6 de febrero del 1996 a las 11:50 am y en esa ocasión el parte meteorológico registraba lluvias en la zona, aunque no de la intensidad con las que son frecuentes las precipitaciones en las áreas tropicales.

En ese momento comandaba la Base Aérea de Puerto Plata el general Juan Bautista Rojas Tabar, quien tras sobrevolar la zona en un helicóptero de la Fuerza Aérea Dominicana, dijo que el avión se hundió rápidamente y dio por seguro que no había supervivientes ya que solo se divisaban restos del fuselaje de la aeronave, cadáveres flotando y objetos procedentes del equipaje de los pasajeros que fueron localizados en un radio de cinco kilómetros dentro de una pequeña marea negra provocada por el combustible del avión caído.

Las causas de este accidente aéreo no pudieron ser determinadas de inmediato y se especuló la posibilidad de que el avión sufriera una avería técnica o fuera alcanzado por un rayo, pero la zona del siniestro de dicha nave en mar abierto, estaba infestada de tiburones, que al notar la presencia de los primeros cadáveres, los escualos se cebaron con las víctimas, mientras que la operación de rescate de los cuerpos mutilados se desarrolló por varios día, aunque con dificultades, ya que a lo largo de la jornada fue empeorando el tiempo con lloviznas, vientos de mediana intensidad y olas de más de tres metros.

Al operativo de rescate se sumaron unidades aéreas y navales de las Fuerzas Armadas de la República Dominicana, Bahamas y de Estados Unidos, este último país envió al lugar de los hechos varios helicópteros y patrulleros de la Guardia Costera con bases en Florida, Puerto Rico y las Islas Vírgenes, mientras que los guardacostas dominicanos y norteamericanos habían rescatado del mar al caer noche casi un centenar de cadáveres, muchos de ellos con los cuerpos decapitados o mutilados y con desgarros típicos de mordidas de tiburones.

El avión accidentado que había sido fabricado en enero de 1983, cubría el trayecto entre Puerto Plata y los aeropuertos alemanes de Schoenefeld (Berlín) y Frankfort, previa escala técnica en Gander (Canadá) y trasladaba 176 turistas de nacionalidad alemana, austriaca y polaca, que volvían de vacaciones, en tanto que los tripulantes eran todos turcos, excepto dos azafatas dominicanas como fueron las hermanas Francia y Evelyn Ramos, ya que el avión había sido arrendado por Alas Dominicanas a la compañía Birgen Air, con sede en Ankara, Turquía.

Luego de esta tragedia se supo que la Alas Dominicanas que era una aerolínea de vuelos chárter, fue una de las 14 compañías de países caribeños a las que en el año 1993 se les prohibió volar a Estados Unidos, porque supuestamente las autoridades federales de aviación norteamericanas, determinaron que no cumplían con ciertos requisitos internacionales de seguridad.

Finalmente, como un homenaje póstumo de las víctimas de esa terrible tragedia aérea, la Embajada de Alemania en la República Dominicana ordenó la construcción de un monumento en mármol con el grabado en los idiomas alemán y español de cada una de las personas que perecieron en dicho accidente, el cual se encuentra en La Puntilla del malecón de Puerto Plata, que ahora dicho monumento se encuentra dentro de una amplia área que fue remozada por el gobierno con un anfiteatro y un parque litoral costero.