Palic Salud
Brugal is Happening

Erosión eólica afecta desde hace más de una década arena de las playas ubicadas en el malecón de Puerto Plata

Ultima Actualización: miércoles, 06 de julio de 2016. Por: ANTONIO HEREDIA

La falta de previsión y la fuerte brisa marina, han tirado por el suelo la enorme inversión por más de 19 millones de dólares realizada en el 2006.

PUERTO PLATA.-  Desde hace mas de una década la erosión eólica sigue afectando la arena de las playas Long Beach y Marapicá ubicadas en el malecón de Puerto Plata, ya que la falta de previsión y  la fuerte brisa marina, han tirado por el suelo la enorme inversión por más de 19 millones de dólares realizada en el 2006 por el Estado dominicano a través del Ministerio de Turismo.

Esa situación se puede observar en el litoral de Puerto Plata, ya que cuando la brisa marina sopla desde el este un amplio tramo de la avenida del malecón resulta afectado por la acumulación de montones de arena extrafina que causan accidentes de tránsito y a pasar de que esas dunas son retiradas por brigadas de obreros, las autoridades competentes todavía no implementan una acción tendente a evitar dicha problemática.

 

Se apunta que el problema de erosión eólica que cada día se agrava en las playas del malecón de Puerto Plata, además de la falta de previsión por las autoridades se ha agudizado en los últimos días debido al corte de arboles y el arranque de las plantas Sansevierias, conocida popularmente como “Lengua de vaca”, por parte de obreros pertenecientes al ayuntamiento local y al Ministerio de Turismo.

 

 

La inexplicable desaparición de las mencionadas plantas que son de un genero herbáceo y perennes que fueron sembradas allí tras el proceso de regeneración de la playa Long Beach por parte de una empresa de capital holandés-español-cubano, que trabajó bajo la anuencia del entonces ministro de turismo Félix Jiménez (Felucho), obra que le costó al Estado la friolera de casi 20 millones de dólares,

 

Dichas plantas fueron sembradas luego de la colocación de toneladas de  arena extrafina que fue succionada por tres barcos-dragas en un banco marítimo de Río San Juan y para evitar esa erosión eólica la compañía a cargo de la mencionada obra dio un plan de manejo para que fuera cumplido hasta el punto de que se colocaron unos tubos que servirían como testigos (indicadores) para saber cuándo se debería realizar un movimiento de arena nuevamente, pero todo se abandonó por completo surgiendo ahora el problema ya citado.

 

Increíblemente, esa problemática que causa inconvenientes en el transito y en los negocios ubicados en la zona de la playa Long Beach de Puerto Plata ha querido ser ocultado por varios periodistas que tienen compromisos con las autoridades, quienes se hacen de la vista gorda para no ver esa situación que ya se le ha dado demasiado largas y es hora de que se le busque una solución definitiva.