Palic Salud
Brugal is Happening

Deploran que continúe la tala de árboles maderables en parte oeste de Puerto Plata

Ultima Actualización: viernes, 26 de febrero de 2016. Por: ANTONIO HEREDIA

Sin ningún tipo de remordimiento se continua con la tala y quema de arboles para extraer maderas preciosas.

PUERTO PLATA.- El corte y la tala indiscriminada de árboles maderables continúan realizándose en varias comunidades de la parte oeste de Puerto Plata, contando con el auspicio de personas poderosas y funcionarios del gobierno quienes no reparan el terrible daño ecológico que les causan a la ecología con esas acciones.

De acuerdo a varias denuncias llegadas a la redacción de éste medio informativo, aseguran que en los municipios de Los Hidalgos (El Mamey), Guananico y Luperón y en todas la comunidades que conforman los mismos, los aserraderos están a la vista de todo el mundo en donde sin ningún tipo de remordimiento se continua con la tala y quema de arboles para extraer maderas preciosas.

El señor Geraldo Arias manifestó que los bosques maderables en la esas localidades de la parte oeste de Puerto Plata están desapareciendo ya que se han extinguido casi por completo los arboles de Caoba y Roble, pero ahora también están aserrando arboles de Samán y Cabirma, cuyos troncos son sacados en patanas y camiones en horas de la madrugada.

 

Según las denuncias formuladas por ciudadanos, acusan al funcionario gubernamental y compadre del presidente Danilo Medina; Justo Guzmán, de ser uno de los principales auspiciadores de la tala indiscriminada de árboles maderables, pero lo más indignante es que a pesar de las múltiples ocasiones que esas acciones se  han denunciado, irónicamente las autoridades de Medio Ambiente no hacen nada ya  que “se hacen los chivos locos”.

Asimismo, decenas de productores agrícolas de los municipios de Los Hidalgos (El Mamey), Guananico y Luperón, se lamentaron que debido al corte indiscriminado de arboles en esas localidades, los ríos Bajabonico, Cordovín, Unijica y otros afluentes, están casi desapareciendo ante las postura indiferentes de las autoridades.