Palic Salud
Brugal is Happening

Autoridades de Medio Ambiente advierten a población abstenerse de comprar artesanías de concha de carey

Ultima Actualización: sábado, 09 de enero de 2016. Por: ANTONIO HEREDIA

Instaron a la población dominicana y turistas extranjeros abstenerse de comprar artesanías elaboradas en concha de tortuga carey.

PUERTO PLATA.- Las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, instaron a la población dominicana y turistas extranjeros abstenerse de comprar artesanías elaboradas en concha de tortuga carey , en virtud de que esa especie a escala mundial está sumamente reducida y se hacen esfuerzos para contrarrestar sus niveles de matanzas y uso.

La entidad oficial  a través de un comunicado implora desistir de esa dinámica, dado el hecho de que en los últimos días se ha visto un resurgir del comercio de la concha o caparazón de carey, especie cuyo nombre científico es “Eretmochelys imbricata” que se encuentra en peligro de extinción, pero aún así en algunas comunidades del país se continua de manera ilegal con esas prácticas en flagrante violación a las normas ambientales nacionales e internacionales vigentes.

Medio Ambiente precisa  que el llamado dirigido a Puerto Plata y cualquier otra zona turística del país, tiene como finalidad sensibilizar a los  artesanos y comerciantes que se dedican a la elaboración y comercialización de accesorios como collares, pulseras, anillos, aretes, cintillos y otros artículos de mucha demanda, a desistir de esa práctica ilegal ya que son pasibles de ser sometidos a la justicia e incautársele la mercancía.

“Llamamos a los que se dedican a esa actividad depredadora  y comercial a que desistan de esa práctica porque pone en riesgo a esa población, de una especie migratoria importante y además compromete al país, el cual puede ser sancionado internacionalmente”, indicaron las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente.

Se indicó que el Estado dominicano  tiene un compromiso a nivel mundial de proteger esta y otras especies y, hemos podido detectar que muchos comerciantes, especialmente en zonas turísticas se dedican a preparar y vender artesanías de ese tipo y eso entraña que hay que capturar y matar la especie.